La mejor de las custodias


Aunque lo ideal sería que los dos progenitores ayudaran a sus hijos, como en la foto que ilustra esta publicación, a saltar a la vida , no siempre ocurre así, en muchas de las situaciones de separación o divorcio.

En nuestro despacho siempre hemos defendido que la mejor custodia para nuestros hijos es la que desarrollan padre y madre que trabajan juntos para sacarlos adelante, y esto es muy difícil que se dé en las crisis matrimoniales o de pareja.


Nuestro Tribunal Supremo, sobre todo últimamente está tendiendo cada vez más a otorgar custodias compartidas, ya que los niños necesitan tanto la figura paterna como la materna, pero no siempre es la mejor de las situaciones. De hecho, en muchas de esas sentencias, nuestro Alto Tribunal se decanta por la custodia materna o paterna, en beneficio del interés de los menores, y este debería ser el objetivo de todas las partes.


Para muestra de lo que decimos, un botón, en la sentencia 257/2013 de 29 de abril el Tribunal Supremo fijaba su doctrina sobre la guarda y custodia compartida señalando que era “lo normal y deseable”, salvo que el interés del menor no lo aconseje.


Por otro lado en otras sentencias, se señala que la custodia compartida no es la mejor opción, porque algunas de ellas se han dictado en el seno de un procedimiento de modificación de medidas, y no se ha acreditado el cambio sustancial que determina el Código Civil que tiene que darse, o los menores son tan pequeños, bebés en algunos casos, que evidentemente el estar una semana con el padre y otra semana con la madre, no es precisamente lo mejor para que esos bebés crezcan en un entorno seguro y estable.


Como ejemplo de este tipo de sentencias del Supremo, podemos señalar la 2508/2017 de 21 de junio, en donde podemos ver un procedimiento de modificación de medidas interpuesto por el padre, en el que se determinó que no había suficientes motivos para cambiar el régimen de custodia materno que había imperado hasta el momento.


O la Sentencia 2572/2017 de 27 de junio, en la que el Tribunal Supremo, señalaba que la custodia compartida dificultaba la estabilidad en los horarios escolares y la rutina diaria de los menores. Se deja por tanto la custodia materna como alternativa mejor para los mismos.


O por último, la Sentencia 2840/2017 de 13 de julio, en la que el padre defendía la postura de que la custodia de su hija de pocos meses de vida, fuera adjudicada a la madre y a los 2 años se cambiara a una custodia compartida. Pues bien el Supremo entendió que no había una causa fundamental para el cambio de custodia y señalaba que lo mejor para la bebé era que continuara con el sistema de custodia materna.


Por lo tanto, es evidente que el TS se decanta finalmente por establecer la custodia que mejor encaja en los menores en el caso concreto, no defiende “per se” la custodia compartida por sistema, sino que se decanta por buscar siempre el beneficio de los menores, siendo por tanto en algunas ocasiones más beneficioso para ellos una custodia compartida y en otras no lo será. En cualquier caso, siempre hay que estudiar cada caso concreto.

0 vistas
  • LinkedIn Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon

© 2018 para Moreno-Chocano Abogados. Creado con Wix.com